¿Trabajas como freelance? un contrato defiende tus derechos

“No hemos podido hacer la transferencia; no he revisado, así que te toca esperar; ¿puedes hacerle otro ajuste al entregable?; perdona que te llame a esta hora, pero como eres freelance…”. Si has trabajado bajo esta modalidad, todo ello te parecerá familiar. Pese a las ventajas de ser independiente, conviene que consagres los derechos y deberes en un documento. Blindaje legal para evitarte dolores de cabeza.

Trabajar de manera “independiente” es una de las opciones que más relevancia ha ganado en los últimos años y con sobradas razones: no hay “ataduras” ni horarios, puedes prestar servicios para varias empresas o clientes de manera simultánea y eres dueño de tu tiempo. Incluso, puedes crear tu “marca personal” y, con buena organización, ganar más dinero. Suena atractivo, ¿verdad?

Como tú, muchas personas prefieren esta alternativa laboral; de acuerdo con cifras suministradas por el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, tres de cada diez personas trabajan bajo esta modalidad en nuestro país, mientras que en Estados Unidos alcanza la módica suma de 52 millones de personas. Es una tendencia en crecimiento, sin duda.

Asimismo, cada vez son más las empresas que acuden a la modalidad de “outsourcing” para suplir algunas tareas. Según el estudio Tendencias Globales de Capital Humano 2016 de Deloitte, los ejecutivos encuestados, responsables de la contratación de sus empresas manifestaron su interés por acudir al modelo freelance.

Visto desde estas dos perspectivas, el mercado laboral está cambiando y, gracias a la pandemia, a una velocidad mayor. Si bien es cierto que la tendencia ya venía en ascenso, el teletrabajo obligado, al que nos llevó el Covid-19, elevará las cifras.

Haz clic aquí y encuentra nuestro Formato Contrato de Trabajo Freelance o corretaje.

Sin embargo, debes saber que la formalidad impera, así que hay que dejar constancia escrita de los acuerdos entre tu cliente y tú en un documento de carácter legal. De otra manera, no tendrá ninguna validez. Estas son nuestras recomendaciones: 

  1. Olvídate de los acuerdos de palabra. Deja por escrito, de manera explícita, los deberes, compromisos, derechos y obligaciones de cada una de las partes.
  2. Asegúrate de que aparezcan claramente identificadas las dos partes: quién contrata y a quién se le encomienda la tarea.
  3. Debe especificarse lo que el contratado debe hacer, de manera clara y explícita. Si debes trabajar con información delicada, conviene revisar una cláusula de confidencialidad.
  4. Asegúrate de que se establezca el valor a pagar, con letras y números, y las condiciones del pago.
  5. Conviene detallar muy bien las características y el tipo de entregables (por escrito, en medios digitales, etc.) y, desde luego, la fecha de cada uno.

Desde luego, hay una información legal que le da respaldo y soporte, así que vale la pena que trabajes con modelos que tengan esta información, como el contrato freelance de Minerva Digital:

https://minervadigital.co/products/formato-contrato-de-trabajo-freelance-o-corretaje-digital?_pos=1&_sid=b81f4255c&_ss=r

 No olvides visitar minervadigital.co allí encontrarás todas las soluciones en contratos digitales para ti, tu familia y tu empresa.